Tomás de Rocamora


Juan Tomás Julián Marcos de Rocamora (nació en Granada, Nicaragua en el año de 1740 – falleció en Buenos Aires, 1819) nació en Granada de Nicaragua, reino de Guatemala. Político y militar americano, de origen nicaragüense, fundador de varias ciudades en la provincia de Entre Ríos, Argentina (Concepción del Uruguay, Gualeguay y Gualeguaychú.
Hizo una carrera militar y administrativa en Guatemala y México, donde conoció a la familia de Juan José de Vértiz y Salcedo, un militar de prestigio.
Cuando éste fue nombrado gobernador de Buenos Aires, en 1770, lo acompañó en carácter de oficial de la guarnición del Fuerte de Buenos Aires. Permaneció en ese cargo durante el breve mandato de Pedro de Cevallos como primer virrey del Virreinato del Río de la Plata, y durante el de su sucesor, el propio Vértiz.
external image 21101e.jpgFoto de Tomás de Rocamora

De pequeño, los padres de Rocamora lo llevaron a España y en 1750 ya se alistó con la Guardia Real. Fue movilizado a Montevideo para pelear contra los portugueses. El Virrey del Río de la Plata, Juan José de Vértiz y Salcedo, en 1782 lo nombró Comandante de la Banda Occidental del Río Uruguay donde le ordenó fundar cinco ciudades. Cuando estalló la revolución de 1810 en Buenos Aires era Gobernador de Misiones. Fue Maestre General del Ejército Expedicionario al Paraguay del General Manuel Belgrano en 1811. A la edad de 71 años se retiró como coronel del ejército revolucionario. Murió en Buenos Aires el 16 de marzo de 1819 a la edad de 79 años. Sus restos descansan en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced de esa ciudad.
Rocamora fundó Gualeguaychú el 18 de Octubre de 1783. Era muy competente. Sabía lo que hacía. La gente le tenía confianza. En el caso de Gualeguaychú eligió una loma amplia y con los lugareños taló el bosque en 15 días.
Diseñó la urbanización siguiendo el modelo que se conoce como "de damero", con manzanas de 100 varas de lado y luego distribuyó los terrenos asignando sólo 4 propiedades (solares) por manzana. Con esto buscaba que la villa fuera saludable y estuviera prevenida contra incendios, cosa siempre posible de suceder en un sistema de vida en que el fuego de leña y las construcciones de paja eran los elementos cotidianos.
Tuvo en cuenta que la región tendría cada vez más importancia estratégica, por eso cuidó de que los lugares destinados al gobierno estuvieran en alturas desde las que se dominara el río y la isla.
Rocamora se preocupó siempre por los más humildes y éstos cuando se enteraban de que venía, salían a los caminos a recibirlo.
Podemos comprobar con este documento la llegada de Rocamora a Gualeguaychú:
Tomás de Rocamora deja Concepción de Uruguay y entra en octubre de 1783 por un paso del Arroyo Gualeyán, que recibió su nombre.
Cuatro veces había estado antes aquí, a saber: desde el 11 hasta el 20 de abril, la primera; desde el 4 hasta el 13 de octubre y desde el 24 al 27 del mismo mes, en el año 1782. Y en 1783, la cuarta visita, desde el 16 al 19 de abril.
Dice Juan José Nágera: "...Fue recibido con toda cortesía por la confianza que despertaba su atrayente figura y energía incorruptible para defender al humilde o distinguido poblador desamparados y a Entre Ríos".
Por su parte, afirma Juan José Antonio Segura: "...Salían a recibirlo los vecinos de la capillita de la Virgen del Rosario, sede parroquial a la sazón".
Expresa Beatríz Bosch: "...en el mes de octubre (1783) Rocamora se traslada a Gualeguaychú. De acuerdo con los vecinos elige el terreno y procede como en los casos anteriores (Gualeguay y Concepción del Uruguay) a su desmonte y nivelación. La fundación solemne se efectúa el 18 de octubre... El fundador ha perforado tres pequeños claros en la espesura del monte".
external image 00410x.jpg
external image 00411a.jpgNombramiento de D. Tomás de Rocamora a Sargento Mayor de la Asamblea de Caballería de la Pcia. de Buenos Aires

Por Decreto N° 1751 - M.H.E. y E. del 1° de agosto de 1958, dictado por el Gobernador Dr. Raúl Uranga, se declara "Día de Don Tomás de Rocamora" al 11 de agosto, fecha que en 1782 el fundador libró el histórico Oficio que crea el nombre de Entre Ríos y la considera Provincia.
Tomás de Rocamora también participo de la tan famosa Primera Junta, ya que la revolución de Mayo demostraría la heterogeneidad de la formal unidad del Paraguay y Misiones.
El Comandante de Misiones, Rocamora adhirió inmediatamente a la decisión de la Junta de Buenos Aires.
Velasco, en cambio se opuso desde un primer momento, consiguiendo que una junta de vecinos asunceños rechazara el 24 de julio el reconocimiento al gobierno porteño y paralelamente jurara obediencia al Consejo de Regencia español.
Fue tan sorpresiva la noticia de la revolución y era tal el desorden administrativo en las regiones virreinales, que incluso en la propia Misiones, a pesar de la decisión de Rocamora, los subdelegados de los otros tres departamentos, sus subalternos, tomaron diferentes posturas frente al hecho.
En 1810, los tres subdelegados de Misiones eran José de Láriz, en Yapeyú, Pablo Thompson, en Concepción y Francisco Martínez Lobato, en Candelaria. Este último, instruido por Rocamora, convocó a los pueblos de su dependencia e hizo jurar en solemne ceremonia realizada el 8 de julio, la fidelidad a la nueva Junta de Gobierno.
El subdelegado Thompson, en cambio tuvo inicialmente una actitud evasiva hacia las mismas órdenes dadas por Rocamora, pasándose luego al bando regentista. Ante una actitud semejante en Yapeyú, con el Teniente Láriz, Rocamora actuó rápidamente, apresando a éste y otros instigadores, que fueron enviados a Buenos Aires.
La situación del gobernador misionero no era fácil, pues, ante la incertidumbre política del momento debió desobedecer la orden de Velasco de aceptar como nuevo gobierno al de la corte de Cádiz, asumido en la Metrópoli.
Fue en ese momento que Rocamora solicitó a la Junta la separación de Misiones de la dependencia del Paraguay “...pues mientras dure esta relación, están estos departamentos comprometidos y azorados entre dos mandos opuestos”.
Cuando se produjo la Revolución de Mayo Rocamora estaba en Yapeyú como gobernador de Misiones. Fue uno de los primeros en sumarse a la causa patriota y enseguida tomó medidas para defender su territorio amenazado por los realistas de Asunción y Montevideo y desde Brasil por los lusitanos. Desde su puesto asistió a Belgrano en la expedición al Paraguay.
Al regreso de esta campaña se retiró del servicio activo. Tenía más de 70 años. Desde entonces vivió en Buenos Aires junto a su familia, considerado y reconocido por todos. Falleció en 1819.
La avenida Rocamora al igual que su prolongación al Norte (Primera Junta) al principio se conocía como "la calle ancha" y el primer nombre oficial para ambas partes fue "Mendoza".

Bibliorafía:

http://es.wikipedia.org/wiki/Tom%C3%A1s_de_Rocamora_%28militar%29
http://www.nerosumi.com/er/211.html
http://www.alvarezdaneri.com.ar/calles/rocamora.htm
http://www.cuadernosdegchu.com.ar/cuadernos/cuaderno004.htm
http://www.territoriodigital.com/herencia/indice.asp?herencia3/paginas/cap22
http://www.alvarezdaneri.com.ar/calles/rocamora.htm



Últimos Editores


Comentá en la página
Subject Author Replies Views Last Message
No Comments