Benito de Lué y Riega




external image images?q=tbn:ANd9GcQKYr5DAxityrSaA3Ut6Blyxme0exVGdQA4jYPwvU7q8k7Sx7U&t=1&usg=__HHbe5GBlbNZtjoDIFMYB-5qRgs8=
Benito de Lué y Riega

Biografía
Nació en Lastres (es una comuna y población de Francia, el 12 de marzo de 1753, hijo de Cosme de Lué y de María Josefa de Riega. En su juventud fue oficial de ejército, pero al enviudar entro en la carrera eclesiástica; estudió teología en Santiago de Compostela y fue deán de la catedral de Lugo.


Tras la muerte del obispo Azamor la sede vacante se prolongó desde el 2 de octubre de 1796 hasta abril de 1803 cuando Benito de Lué y Riega tomaba posesión del obispado.
Para ocupar la silla de Buenos Aires, el rey nombró al Dr. Pedro Inocencio Bejarano para ser su duodécimo obispo, sin embargo a pesar de que fue consagrado no llegó nunca a gobernar la diócesis, por los acontecimientos de la guerra que impidieron al prelado la toma de posesión.
Después de ser consagrado en Madrid el 17 de junio de 1798, se aprestó a cruzar el atlántico, pero su nave, apresada por los ingleses en plena guerra, fue llevada a Gibraltar, lo que impidió su travesía. Dejado en libertad, regresó a Cádiz esperando una nueva oportunidad para arribar a Buenos Aires. Sin embargo, el 23 de febrero de 1801 el rey ponderando su celo y edificación decidió presentarlo para la sede de Sigüenza en España. Buenos Aires
El 9 de agosto de 1802 fue designado obispo de esa ciudad por el Papa Pío VII. Llegó a Montevideo el 30 de marzo de 1803 y a Buenos Aires el 22 de abril iniciando su visita pastoral. Salió de Buenos Aires el 13 de mayo de 1803 y fue consagrado en Córdoba por el obispo Ángel M. Moscoso el 29 de mayo. A principios de junio se encontraba en la ciudad de Santa Fe de donde pasó a la reducción de San Javier de Mocovíes, Coronda, Rosario, Pergamino, San Nicolás, Arrecifes y Salto. A fines de agosto estaba en Luján y días después en la parroquia de Nuestra Señora del Buen Viaje de Morón. El 3 de septiembre volvía a Buenos Aires y durante todo el mes de octubre visitó los curatos de la capital y los de Quilmes y Morón por segunda vez.

Los últimos días de abril de 1804 se encargó de visitar la Catedral Metropolitana de Buenos Aires y el cabildo de canónigos y a mediados de mayo emprendió una visita del litoral y la Banda Oriental. En el último tramo de su visita recorrió la ribera oriental del río Paraná, subiendo hasta Corrientes y los pueblos de las reducciones. Volvió a Buenos Aires el 25 de noviembre de 1805. Allí erigió en 1806 los curatos de San José de Flores y San Pedro González Telmo. En el sur erigió el curato de Nuestra Señora del Carmen de Patagones.

Eligió el 9 de marzo de 1805 en forma definitiva el Seminario en una nueva ubicación pero, después de la primera de las Invasiones Inglesas, en marzo de 1807 el edificio fue ocupado para concentrar regimientos de soldados.
Era de carácter austero y duro, y nunca fue querido en Buenos Aires: por tres veces, el cabildo eclesiástico de Buenos pidió 13 veces su reemplazo.
La larga visita pastoral por la mayor parte de las parroquias de su diócesis que efectuó en sus dos primeros años, causó toda clase de problemas con sus posiciones inflexibles con muchos de sus curas párrocos.
Actuación política
Al producirse las invasiones inglesas, prestó juramento al rey de Inglaterra, a cambio de la promesa de respeto a la Iglesia Católica y a su autoridad. No colaboró en la Reconquista, pero ayudó a Álzaga a organizar la Defensa en 1807, dándole apoyo económico.
Cuando ocurrió la asonada de Álzaga, del 1ro de enero de 1809, aprovechó los reparón que tenía el líder del movimiento por no salirse de la ley, para deponer al virrey Santiago de Liniers sin instalar en su lugar la junta que el español pretendía. Su candidato era el general Ruiz Huidobro. Sólo la intervención a último momento de Saavedra salvó a Liniers.
En el cabildo abierto del 22 de mayo de 1810 inauguró el debate, defendiendo la tesis de que el Virreinato era una colonia del pueblo español utilizando el siguiente discurso: “No solamente no hay por qué hacer novedad con el virrey, sino que aún cuando no quedase parte alguna de la España que no estuviese sojuzgada, los españoles que se encontrasen en la América deben tomar y reasumir el mando de ellas y que éste sólo podría venir a manos de los hijos del país cuando ya no hubiese un español en él. Aunque hubiese quedado un solo vocal de la Junta Central de Sevilla y arribase a nuestras playas, lo deberíamos recibir como al Soberano”. Excluía a los americanos. Se mantuvo en una postura firmemente legalista, apoyando la jura del Consejo de Regencia. Esto provocó una fuerte reacción entre los partidarios criollos y cuando los patriotas quisieron contradecirlo, les contestó que él no había sido llamado a debatir, sino a decir libremente su opinión. Curiosamente, todos los eclesiásticos que votaron después de él votaron a favor de la Revolución.
También en 1810, en la Capilla del Rosario el obispo de Buenos Aires doctor Benito Lué y Riega convocó a la mayoría de los habitantes no sólo del poblado sino también de gran parte de la región en la que estaba inserta el Pago de los Arroyos, término aplicado a un amplio territorio costero tanto hacia el norte como al sur de la Capilla. El motivo de la visita fue la inauguración de un cementerio.
Últimos años
No opuso ninguna resistencia, de palabra ni de hecho, a la Primera Junta, y prestó acatamiento público al nuevo gobierno. Al mes siguiente quiso organizar una gira pastoral por la Banda Oriental, pero la Junta se lo impidió, interpretando que pretendía huir a Montevideo, donde la Junta no era reconocida. En julio se le prohibió hablar en público o confesar a los fieles. Pero siguió siendo el obispo y no presionó a los sacerdotes de la diócesis contra la Junta. El Primer Triunvirato lo desterró al pueblo de San Fernando, al norte de Buenos Aires.


En marzo de 1812, varios personajes que eran poco menos que sus enemigos le festejaron su cumpleaños con una cena, en la quinta de San Fernando donde vivía. Amaneció muerto, casi seguramente envenenado por el arcediano Ramírez. El 24 de ese mismo mes recibió sepultura en el Panteón subterráneo de la Catedral.


http://es.wikipedia.org/wiki/Benito_Lu%C3%A9_y_Riega
http://www.arzbaires.org.ar/Historia_obispos.htm
http://www.goyaopina.com.ar/?p=6714
http://www.findagrave.com/cgi-bin/fg.cgi?page=gr&GRid=24154042
http://es.wikipedia.org/wiki/Revoluci%C3%B3n_de_Mayo#Martes_22_de_mayo
http://www.infocapricornio.com/?p=186



http://ec.aciprensa.com/p/pio7.htm (Papa Pío VII)
http://hombresdemayo.wikispaces.com/Santiago+de+Liniers+y+Bremond (Santiago de liniers y bremond)
http://hombresdemayo.wikispaces.com/Cornelio+Saavedra (Cornelio Saavedra)